RINGANA: cosmética fresca y complementos nutricionales de calidad

No hace mucho RINGANA llegó a mi vida… para quedarse indefinidamente!

Fue por casualidad, como suele pasar, pero resultó ser un amor a primera vista, un flechazo en condiciones.

RINGANA ofrece cosmética fresca (un concepto que me pareció tan natural como innovador) y suplementos nutricionales 100% naturales, veganos, ecológicos y éticos.

¿Qué por qué me gusta tanto?

  • Por la formulación de sus productos, con una notable composición de ingredientes puros y principios activos estandarizados de origen vegetal y que me llama especialmente la atención por lo cuidada que está, no sólo por los componentes en sí, sino por la estudiada sinergia entre ellos para potenciarse y optimizar su efecto.
  • Por el cuidado que ponen en todos los detalles, como el packaging (todo compostable, reciclable o reutilizable). Los botes de cremas de vidrio vienen delicadamente enrollados en una toalla de algodón 100% orgánico, algo que me llega al alma.
  • Por el envío de los productos, que va directamente de productor a consumidor, y se fabrican a demanda, ya que son frescos, no tienen stock de productos almacenados durante meses, y tienen fecha de caducidad, como cualquier alimento fresco. De hecho, es que ¡te podrías comer todo! No sabéis qué tranquilidad da saber que la crema que te estás poniendo en la cara o en el cuerpo no tiene ningún tóxico sospechoso. Por supuesto que todas las cremas comercializadas de cualquier marca se supone son inocuas para el consumidor, ya que tienen que pasar rigurosos controles, pero sinceramente… entre ser inocua y carecer de aditivos y conservantes dudosos hay una pequeña diferencia (es como comerte un pastelito de bollería industrial o una manzana recién cogida del árbol)
  • Por la experiencia sensorial que es una gozada, las texturas de las cremas son ricas y a la vez fundentes, no engrasan y tienen un olor muy sutil pero aún así delicioso, te hacen sentir limpia. Sobre la piel se sienten ligeras, y… frescas!

Me fascina uno de sus productos estrella: el Aceite Dental. Es un cuidado dental que aúna el Ayurveda, la Medicina Tradicional China y la Fitoterapia occidental y que puede ser utilizado para hacer oil pulling (enjuagues) o como dentífrico ¡Una auténtica maravilla!

Y también me parece de los más innovador el spray Stay Fresh, una espuma limpiadora que aplicas sobre cualquier papel higiénico para convertirlo en una toallita húmeda, que limpia y cuida las zonas íntimas con mimo. Me parece importante evitar el uso de toallitas húmedas que tantos problemas provocan en los desagües y tuberías, así que creo que ésta es una solución de lo más inteligente (y ecológica)

No puedo dejar de mencionar otro tema destacable y es que muchos de los productos son multiusos. Por ejemplo, el aceite dental que os he comentado antes, también puede ser utilizado para aliviar picaduras.

Todavía no os he hablado de los complementos nutricionales (que siguen en la misma línea de calidad, composición y sinergia) y la verdad es que podría seguir mencionando cosas positivas durante cientos y cientos de líneas más, pero no quiero saturar. Además, es que la reseña de cada producto merece un post propio (es posible que lo haga)

Si tenemos claro que a la hora de comer es importante elegir alimentos frescos ¿por qué no iba a ser igual con los productos con los que nutrimos nuestra piel? Yo, desde luego, me quedo muy tranquila sabiendo que estoy utilizando productos que además de frescos, son naturales, ecológicos, respetuosos, éticos, veganos, coherentes y efectivos.

En definitiva, que después de probarlos y “diseccionarlos” e investigar bastante de su filosofía de empresa quedé tan cautivada que decidí ponerme en contacto con ellos para solicitar formar parte de ese bonito proyecto (con esa sensación de que si no estuviese ya inventado, me habría gustado inventarlo yo… ;-))

Como os he comentado antes, la marca Ringana no se vende en tiendas físicas, ya que los pedidos viajan directamente de fábrica al consumidor, así que se distribuyen a través de soci@s independientes, que además asesoramos personalmente. Si queréis echar un vistazo a la tienda (cosa que os recomiendo) y comprobar lo que os he contado, podéis hacerlo aquí:

FRESH SHOP

Y si necesitáis más información o queréis asesoramiento, sin ningún compromiso, escribidme un email a hola@naturallymary.net y os responderé más que encantada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.